domingo, 6 de septiembre de 2015

Apresados

“Apresados”, me dijeron. “Maniatados”
“Héroes perdidos. Reyes abandonados”
Puro cuento, ya os comento;

La rosa en el cajón y la pistola por delante, no seas un perdedor, no te las des de cobarde.
¿Quieres desnudarlo?
Aprende a respetarlo. “Uno más uno es uno”, idiotas.
“Uno más dos es un error”, volved a contar.
Uno y dos es un estrés, como vuestras insistencias, como vuestra facilidad, como vuestras mentiras y como vuestros ojos cerrados a la realidad.
¿Quieres ser parte del club?
Pues ven a jugar.

Qué tendrán vuestras historias, que todo lo que se siente tiene que ser igual. Qué tendrán vuestras leyes, que prohiben decir “te quiero” por respeto al puro Derecho, callando las palabras que merecen ser escuchadas. “Mas es un crimen, ciudadano. No está bien.”
Pues si es delito querer y elegir entre una cárcel u otra es lo máximo que puedo hacer, detenédme, agentes. Aquí o allí, ahí seguiré.

Que le den a vuestras normas, a vuestra fingida temeridad. Si hay que ser, seré la mala;

Pues “todo cuento necesita de un viejo villano pasado de moda” para convertirse en eternidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario